Skip to content

Between the lines (ilustración)

13 septiembre 2011

Originalmente, la técnica del scratchboard consistía en preparar una superficie plana con una capa de cera blanca o similar y cubrirla de tinta. Una vez la superficie está seca, se rasca con un punzón o similar (la herramienta depende del gusto del artista) para “limpiar” la tinta y extraer, pasada a pasada, las luces de la imagen que estamos creando. Conviene tener en cuenta que no se trata de un dibujo “en negativo”, y que no basta con dibujar igual que haríamos cuando usamos por ejemplo un boli, en que oscurecemos la superficie allí donde queremos líneas de contorno o sombras. En el scratchboard, las líneas de contorno (de haberlas) siguen siendo negras, consiste pues en hacer una valoración expresiva de las luces, y usar las líneas blancas para crear texturas y volumen.
En este caso he partido de una foto que hice la pasada primavera en un concierto de Tributo a Radiohead en la sala El Sol, Madrid, y luego me he liado a “rayar” como un majara.
Pero todo en digital, claro, con tableta gráfica en vez de aguja, y pincel ultrafino blanco sobre una capa de pixels negra.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: